Make your own free website on Tripod.com
 

La llave del éxito

Cuándo termina un encuentro y volvemos a perder, lo más común es decir:

¡Con esos árbitros no se puede jugar!, volvieron a tener suerte, solo porque se nos acabo el tiempo, 5 minutos más y ahora si les ganamos, los vamos a volver a ver en semifinales y ahora si van a ver quienes somos, si no es por que se lastimó fulanito otra cosa hubiera sido

Estas y otra expresiones son las más comunes en el ámbito del fútbol americano, pero, ¿cuándo escuchamos algo así?, creo que la estrategia estuvo mal planeada, tengo que preucuparme mas por la preparación física, la motivación que ocupe para este encuentro no fue la adecuada, mi conducta dentro del equipo esta fallando, estoy exigiendo lo que no estoy dando.

Los ejemplos negativos que escribo son los más comunes en nuestro ámbito, ya que dado a la falta de recursos para justificar una derrota lo primero que viene a la mente son los factores externos a nosotros.

El éxito en cualquier actividad humana no se debe a factores externos, sino a personales, es falso que la suerte haga que nos vaya bien y es totalmente verídico que los que tienen éxito son las personas o equipos que trabajan "adecuadamente".

Cuando digo adecuadamente me refiero a hacer las cosas con la plena conciencia de nuestros actos y con la capacidad que da el preparase para desarrollar una actividad, porque el hecho de trabajemos como locos no quiere decir que lo estemos haciendo bien.

Por ejemplo yo puedo estar practicando 10 horas diarias el tackleo, pero si no tengo el conocimiento de la técnica, lo único que voy hacer es enseñar a tacklear mal a un muchacho y cuando llegue el momento de ponerlo en práctica lo que va a pasar es que él va a fallar la la tackleada y además se va a lastimar, eso nos hará sentir frustrados y con mala suerte, pero la realidad es que uno fue el que creó ese mal momento, no fue el destino ni la mala suerte y son cosas que se pueden solucionar con un poco de actitud.

regresar